Militarización: regreso al pasado.

“El único propósito de militarizar a la GN es la de fungir como el brazo fuerte del régimen para cazar a los opositores de López Obrador. La negativa de enfrentar a los criminales por parte del ejército cuyos miembros tiene que huir de los ataques en vez de repelerlos y de ignorar toda actividad del crimen organizado ejemplifica que la GN será una fuerza del Estado para reprimir, controlar y silenciar a quien se oponga al líder”.

Antonio Ceja

A falta de lo que resuelva la SCJN, la adhesión de la Guardia Nacional al Ejercito es un atentado que ponen en vilo las libertades que consagra la Constitución de la nación y es el punto final de la estrategia de López Obrador para dar el siguiente paso que es la de perpetuar el poder en manos de Morena y, claro, del mismo dictador mexicano.

Hay voces que señalan que lo anterior, es una exageración “de la derecha” y justifican, en una clara contradicción, que el país necesita ser pacificado cuando ellos mismos señalan que en ese rubro, estamos “a toda madre” en aspectos de seguridad.

Los militares ya controlan prácticamente todo; desde los bancos del bienestar hasta las aduanas y puertos, obras prioritarias del presidente y, ahora, la seguridad en todo el territorio nacional.

Militarizar a la GN equivale que todos sus excesos y omisiones sean resueltos bajo la jurisprudencia militar donde los civiles simplemente quedan al margen para conocer los tejes y manejes castrenses ya que, ellos, solo le rinden cuentas al jefe supremo de las fuerzas armadas que, para desgracia del país, es el ignorante dictadorcito de López Obrador.

Cuando regresamos el tiempo y vemos las posturas de los que hoy aplauden la militarización de una policía federal civil como el mismo López Obrador, Mario Delgado, Fernández Noroña y toda la fauna que hoy es afín al presidente, entendemos que el objetivo de crear una policía militarizada es el de vigilar a la sociedad que no está de acuerdo o ataca las politicas del régimen.

A nivel mundial, ya la CIDDHH rechaza lo que hoy en la madrugada aprobaron los legisladores y advierte que militarizar a la GN equivale a violentar el Estado de Derecho de los ciudadanos: “En su Informe sobre la situación de los derechos humanos en México de 2016, la CIDH señaló que en la región, y específicamente en México, la experiencia demuestra que la intervención de las fuerzas armadas en tareas de seguridad interna en general viene acompañada de violencia y graves violaciones a los derechos humanos, situación agravada por la impunidad que prevalece en estos casos respecto de los agentes militares involucrados. La CIDH recomendó a México desarrollar un plan para el retiro gradual de las fuerzas armadas de las tareas de seguridad pública, fortalecer a las fuerzas policiales, adoptar una ley general sobre uso de la fuerza y crear un mecanismo de rendición de cuentas ante el uso de la fuerza letal”.

El único propósito de militarizar a la GN es la de fungir como el brazo fuerte del régimen para cazar a los opositores de López Obrador. La negativa de enfrentar a los criminales por parte del ejército cuyos miembros tiene que huir de los ataques en vez de repelerlos y de ignorar toda actividad del crimen organizado ejemplifica que la GN será una fuerza del Estado para reprimir, controlar y silenciar a quien se oponga al líder.

Ejemplos sobran y diga lo que diga López y sus mascotas, todo será muy diferente a lo que tratan de venderle a la sociedad pensante: un organismo bajo las órdenes del presidente con actividades secretas para desaparecer del mapa a los opositores.