OCDE espera que Biden se una a las negociaciones sobre el impuesto digital

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) espera que Joe Biden, presidente de Estados Unidos, designe a un negociador para unirse a las pláticas para encontrar un consenso sobre cómo gravar a la economía digital.

Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, señaló que el discurso de Janet Yellen, secretaria del Tesoro de Estados Unidos, fue muy “esperanzador” y “música para nuestros oídos”, ya que la funcionaria abogó por el multilateralismo.

“Las declaraciones de Janet Yellen, como parte de su audiencia de confirmación, de que Estados Unidos está comprometido en la cooperación multilateral para abordar la erosión de la base impositiva y transferencia de ganancias, así como para trabajar para resolver las disputas fiscales digitales es música para todos nuestros oídos”, declaró durante la inauguración de la Reunión del Marco Inclusivo BEPS de la OCDE y el G-20.

Hace unos días, durante su audiencia en el Senado estadounidense, quien fuera presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos en el mandato de Barack Obama, apoyó la idea de implementar un impuesto a las plataformas digitales, el cual ayudaría a que el país tenga ingresos justos sobre las ganancias de estas multinacionales.

Con el expresidente Donald Trump, las discusiones entre la OCDE y Estados Unidos no fueron fructíferas ya que el republicano se opuso al impuesto digital debido a que varias de las plataformas digitales son estadounidenses. Incluso, amenazó con aranceles a países que decidieran implementar medidas unilaterales.

Se espera que a mediados de este año, los miembros de la OCDE y el Marco Inclusivo lleguen a un acuerdo respecto a la tributación de la economía digital. En un inicio, se planeaba que el acuerdo quedara a finales del 2020 pero, con la pandemia del Covid-19, movieron la fecha.

El secretario general de la OCDE alertó que, de no llegar a un acuerdo y los países empiecen a aplicar medidas unilaterales, habría tensiones fiscales que podrían traducirse en una guerra comercial.