ONU exige que Rusia repare daños por la guerra

  • Adopta resolución dividida, que pide a Moscú retirar fuerzas de Ucrania; Zelensky va a Khersón y vaticina el fin del conflicto.

 

Naciones Unidas.— La Asamblea General de la ONU adoptó una resolución, no vinculante, para pedir a Rusia reparaciones de guerra a Ucrania por la destrucción de infraestructura civil en casi nueve meses de guerra.

La resolución fue adoptada con 94 votos a favor, 14 en contra —entre ellos los de Rusia, China, Cuba, Nicaragua, Irán, Malí, Corea del Norte y Etiopía— y 73 abstenciones. Este cuarto texto que vota la ONU desde la invasión de Rusia es el que más ha sumado en contra y abstenciones ha tenido.

La resolución pide a Moscú que “asuma las consecuencias jurídicas de todos los hechos internacionalmente ilícitos que cometa, en particular la reparación por todo perjuicio” y la “necesidad de crear un mecanismo internacional” para la reparación de daños.

Promovido por Canadá, Guatemala, Países Bajos y Ucrania, el texto recomienda crear “un registro internacional de daños (…), pruebas e información” sobre los perjuicios alegados y exige que Rusia “rinda cuentas por todas las violaciones al derecho internacional”.

También insta a Moscú a poner inmediatamente “fin al uso de la fuerza” y retirar “por completo y sin condiciones todas sus fuerzas militares” que estén dentro de las fronteras de Ucrania reconocidas internacionalmente.

“Ucrania tendrá la ingente tarea de reconstruir el país y recuperarse de esta guerra. Pero esa recuperación nunca será completa sin un sentimiento de justicia para las víctimas” de la invasión rusa, dijo en la tribuna de la ONU el embajador ucraniano Sergiy Kyslytsia.

Su homólogo ruso, Vassily Nebenzia, dijo que la ONU no tendrá ningún papel en la creación de ese mecanismo, que será creado por “un grupo de países que decidirán su funcionamiento”. Agregó que Moscú no tiene dudas respecto al origen de los fondos para las reparaciones “de los cientos de miles de millones de activos soberanos congelados y robados” por las sanciones de la comunidad internacional contra intereses de Rusia a raíz de la invasión de Ucrania.

“El principio del fin de la guerra”

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, declaró este lunes “el principio del fin de la guerra” con Rusia en la ciudad de Khersón, liberada por las tropas ucranianas hace unos días, convirtiendo en papel mojado la anexión de esa región por parte de Rusia.

Zelensky presidió una ceremonia de izado de la bandera ucraniana en la plaza central de la urbe bañada por el río Dniéper, convertido ahora en primera línea de frente. Aseguró que Rusia destruyó “todas las infraestructuras cruciales”. El Kremlin se limitó a decir que Khersón es “territorio ruso”, luego de que algunos comentaristas rusos consideraran la retirada de Moscú de esa región limítrofe con la península de Crimea como la mayor derrota geopolítica desde la desintegración soviética en 1991.

Khersón fue ocupada el pasado 2 de marzo y anexionada el 30 de septiembre junto a las regiones de Donetsk, Lugansk y Zaporiyia, controladas parcialmente por las tropas rusas. “Es importante estar aquí para mostrar a la gente de Khersón que no sólo hablamos, sino cumplimos lo que prometemos, avanzamos e izamos nuestras banderas”, dijo el presidente ucraniano. Zelensky se fotografió con los soldados que reconquistaron la urbe y guardó un minuto de silencio por los caídos.