Pide diputada panista devolverle su categoría y autonomía al Instituto Municipal de las Mujeres.

La Diputada Blanca Belia Márquez Espinoza (PAN) propuso un punto de acuerdo para exhortar al Ayuntamiento de La Paz para que reconsidere la conversión del Instituto de las Mujeres a Dirección, por considerar que demerita su funcionamiento y acceso a recursos federales.

• Rechazó la equivocada decisión del Ayuntamiento paceño de desaparecer y demeritar al Instituto Municipal de las Mujeres.

La Paz, Baja California Sur, a 14 de septiembre de 2021.- La Diputada Blanca Belia Márquez Espinoza, integrante de la Fracción del Partido Acción Nacional, pidió al Ayuntamiento de La Paz, rectifique y reforme su Reglamento de la Administración Pública Municipal, y restituya su naturaleza jurídica de organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, a la instancia municipal de las mujeres de La Paz.

Lo anterior a través de un punto de acuerdo, donde conminó a sus homólogos para solicitar se modifique el Reglamento de la Administración municipal, a fin de devolverle su categoría y autonomía al Instituto Municipal de las Mujeres, reintegrándolo así, a la situación que guardaba antes del 24 de agosto pasado.

“Mi partido es un aliado en defensa de los derechos de las mujeres, y como impulsora del fortalecimiento de las instancias para prevenir, sancionar y erradicar cualquier forma de violencia hacia las mujeres; manifiesto nuestro enérgico rechazo y total desaprobación de a la equivocada decisión del Ayuntamiento paceño de desaparecer y demeritar al Instituto Municipal de las Mujeres, puntualizó en tribuna, durante su intervención en la sesión ordinaria de este martes.

Márquez Espinoza se pronunció en contra del desinterés y del demerito de tan noble institución, a quien se le quitó la autonomía presupuestal y en consecuencia la autonomía de decisión y se le trasforma de un descentralizado a una dirección, sometiéndola a la dependencia relación jerárquica del presidente en turno, limitándola en su actuar, cuando la violencia doméstica y de género está en aumento, según cifras oficiales.

Dicha propuesta, en la que el pleno estuvo de acuerdo, se asignó a la Comisión de Igualdad de Género, para su análisis y discusión.