Preocupa a Unión Europea reforma energética de México

Una delegación del Parlamento Europeo se reunió con la presidenta del Senado, la morenista Olga Sánchez Cordero, y el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Ricardo Monreal, y en ese encuentro, el co presidente de la Comisión Parlamentaria Mixta México-Unión Europea, el legislador italiano, Massimiliano Smeriglio, manifestó la preocupación que hay en los países de la Unión Europea y empresarios de esas naciones por la reforma del sistema energético del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El parlamentario europeo manifestó ante Sánchez Cordero y Monreal: “Tengo que señalar, con el máximo respeto, los problemas que escuchan nuestras embajadas y que escuchan también las empresas europeas que han invertido en estos años en México, que es necesario discutir, profundizar y aclarar, porque nosotros también queremos entender qué va a suceder con la reforma del sistema energético, porque es un tema muy sensible para nuestros países y para la Unión Europea”.

Los parlamentarios hablaron del Acuerdo Global de la Unión Europea con México, así se definió, porque no es un acuerdo únicamente un acuerdo comercial, sino es un acuerdo global; un acuerdo económico, político, diplomático, que ponga en su centro la discusión de los temas que encabezan precisamente esos asuntos.

En ese marco los legisladores europeos manifestaron su interés para conversar sobre temas de sustentabilidad ambiental, los derechos humanos, el tema de migratorio, que conciernen a México, pero también a Europa. El combate contra los feminicidios, políticas comunes de lucha en contra de la corrupción, transparencia en las licitaciones públicas y crimen organizado.

Smeriglio insistió en la necesidad de retomar y desarrollar el diálogo político, económico: el último fue en 2018. El diálogo permanente para los derechos humanos, y el diálogo acerca de todas las cuestiones multilaterales.

Nosotros, abundó, “creemos y tenemos mucha fe en esa relación, en ese intercambio entre México y la Unión Europea; y entre amigos que dialogan, que conversan, es muy necesario enfrentar y subrayar los problemas que preocupan a la Unión Europea”. Y para nosotros, los embajadores con los que nos hemos reunido aquí, es muy importante comprender a fondo el problema de la situación energética.