“Queremos que la reforma eléctrica cumpla con el T-MEC”

  • No hablamos tanto de la reforma, dedicamos mucho más tiempo a hablar de las enormes posibilidades en las renovables, dice el enviado del presidente Joe Biden.

No dedicamos mucho tiempo a hablar de la reforma eléctrica, pero reiteré nuestra posición, el presidente López Obrador la conoce: queremos estar seguros de que esta cumple totalmente con lo que establece el T-MEC, dice John Kerry, enviado especial del Gobierno estadounidense para asuntos climáticos “queremos estar seguros que las reformas no van a ser un obstáculo para mantener la economía abierta y competitiva. Nos importa que el resultado (del proceso legislativo) estimule la inversión privada y no la asuste”.

John Kerry estuvo en México por alrededor de 24 horas. Se reunió con el presidente López Obrador; el canciller, el secretario de Hacienda, la secretaria de Medio Ambiente y directivos de la CFE; también con el presidente del Consejo Mexicano de Negocios.

“No hablamos tanto de la reforma eléctrica porque dedicamos mucho más tiempo a hablar de las enormes posibilidades que existen en las renovables y del esfuerzo frente a la crisis climática. México tiene potencial para producir el doble de energía eléctrica con renovables de lo que ahora produce China. Estamos en condiciones de brindar apoyo en cuestiones tecnológicas y financieras. Decidimos crear un grupo de trabajo para el Clima y la Energía Limpia, a detectar y detonar proyectos de energías renovables. El mes próximo presentará una hoja de ruta para definir los próximos pasos”.

Transformación en el sector automotriz

Uno de los campos en los que la colaboración norteamericana podría ser más productiva está relacionada con la transición que vive la industria automotriz, explica Kerry.

Para 2030, el 50% de los vehículos que se vendan en Estados Unidos serán eléctricos y esta transformación tendrá un gran impacto para México. “Una buena parte de los vehículos se producirán en México. Debemos estar seguros que las empresas que participan en esto tengan el abasto de energía que requieran, con las características que se requieren. Esto es necesario para las empresas que ahora están, pero también para atraer la llegada de más empresas”.

El representante del presidente Biden habló con El Economista en el aeropuerto, momentos antes de abordar un avión. Pantalón de mezclilla, camisa a cuadros y riguroso cubrebocas, “llegué motivado y con entusiasmo y me voy así. Tengo mucha confianza en que podemos hacer grandes cosas con México y lograr que esta colaboración sea un referente para otros países… el trabajo conjunto puede beneficiar no solo a América del Norte, sino tener un impacto muy positivo en América Central. Pienso en la posibilidad de producir energía eléctrica con renovables en México y llevarla a Guatemala o hasta Honduras, a través de una línea eléctrica. Eso podría detonar oportunidades para América central. Ellos necesitan energía y la tecnología permite llevarla a buen costo y de manera sustentable. Conozco proyectos similares que llevan electricidad de Australia a Singapur”.

La entrevista se llevó a cabo a las 6:30 de la tarde. John Kerry lucía un poco cansado, pero su nivel de energía se elevaba cuando describía el potencial de la colaboración binacional, “México está en una posición inmejorable, de cara a la crisis climática. Tiene una gran variedad de opciones para producir energía eléctrica con fuentes renovables: solar, eólica, geotérmica, hidráulica. Nosotros tenemos agencias como la USAID y la Development Finance Corporation que pueden aportar recursos.

“Están también algunas grandes empresas del sector financiero que están haciendo cosas muy importantes relacionadas con finanzas del cambio climático. Estamos hablando de estándares como ESG (Environmental, Social and Corporate Governance), pero también de una conciencia muy clara del impacto económico que está teniendo la crisis climática. Incendios, inundaciones y sequías, que están generando disrupción en las cadenas de valor”.

CFE, relevante

Entre las personas con las que se reunió el enviado especial del Presidente Biden se encontraban directivos de la CFE.

“Escuchamos algunos de los proyectos…la CFE tiene una red nacional que en Estados Unidos no tenemos. Con esta red, la CFE puede jugar un papel muy relevante en la distribución de la electricidad. Es importante enfatizar que cada paso que México dé para incrementar su capacidad de producción con renovables no afecta la seguridad energética, sino todo lo contrario. Además reduce sus emisiones y eso es una contribución para el mundo. Hay países que están produciendo energía eléctrica basada en fósiles y es claro que pueden y deben ser más limpios. Ahora mismo es más barato y eficiente producir con renovables. Queremos que cada país se desarrolle y la energía es una parte crucial. Al incrementar la producción de electricidad con renovables están contribuyendo a un esfuerzo global”.

De su reunión con el presidente López Obrador dijo: “compartimos su preocupación por lograr que México tenga mejores empleos, electricidad con menor precio y condiciones más saludables para los mexicanos… Estamos convencidos que  acelerar la transición hacia las energías renovables es una de las mejores maneras de hacerlo”.