¿Quién es el “Pueblo”?

“El “pueblo” es lago menos que nada para López Obrador, son sus solovinos, sus mascotas y como tales, los trata; les da un hueso –las becas y apoyos de $40 diarios- a cambio de engañarlos haciéndolos creer que son parte de la construcción democrática del país como la propuesta loca de conminarlos a “elegir” a los consejeros del INE, último paso para consolidar la dictadura en un país que tuvo 70 años a un partido hegemónico que hacía y deshacía a su antojo”. 

Antonio Ceja 

Amlo recibiendo del INE su constancia como presidente electo.
Amlo recibiendo del INE su constancia como presidente electo.

El presidente López Obrador usa una palabra con frecuencia en sus discursos mañaneros. “Pueblo” se ha convertido en la punta de lanza para que el presidente tome decisiones. Ya le consultó al “pueblo” si cancelaba la obra del NAIM de Texcoco; también consultó al “pueblo” si estaba de acuerdo en cancelar una inversión de 1200 mdd en Mexicali de la empresa cervecera Constellation Brand; le preguntó al “pueblo”, también si estaba de acuerdo en llevar a juicio a cinco ex presidentes del país; el tren maya fue el resultado de otra consulta del “pueblo” al igual que la refinería dos Bocas y asi, hasta llegar a la nueva consulta que puede ser la peor de todas y que tiene que ver con la democracia que todavía gozamos los mexicanos conscientes. 

“Pueblo” tiene tres definiciones: 

  • a los habitantes de una cierta región. 

  • a la entidad de población de menor tamaño que una ciudad y  

  • a la clase baja de una sociedad. 

Bajo esos términos, López Obrador anunció que, luego de la consulta de revocación de mandato, donde no participará el pueblo de acuerdo a las definiciones citadas líneas arriba, mandará al legislativo un borrador de reforma electoral donde su principal propuesta es la de eliminar, primero, las diputaciones plurinominales y, lo más peligroso, que los consejeros del actual INE sean electos por “el pueblo”. 

No sé si sea plan con maña, pero me parece que López Obrador cree que dejando que el “pueblo” tome las decisiones como las arriba citadas, sea el “pueblo” el que asuma las consecuencias de haber votado a favor o en contra a convocatoria del tabasqueño. 

En fin, ahora, Obrador quiere que el “pueblo” elija a los miembros del Consejo Electoral del INE y, en una de esas, también escoja un nuevo nombre; pero ¿cuál será la fórmula para renovar a los consejeros electorales? Pues que sea el mismo Estado el que los proponga y los vote porque hacer una encuesta constitucional requiere de millones de pesos que el INE simplemente no tiene y más, cuando López anunció que recortará aún más el presupuesto del organismo electoral. 

INE morenista 

Queda muy claro que la intención del presidente es perpetuar a su partido en el poder; dejarle en bandeja de plata a partir del 2024 a sus incondicionales y, en una de esas, hasta puede repetir otros seis años porque para entonces será él quien tenga el poder total de las instituciones. 

El “pueblo” es lago menos que nada para López Obrador, son sus solovinos, sus mascotas y como tales, los trata; les da un hueso –las becas y apoyos de $40 diarios- a cambio de engañarlos haciéndolos creer que son parte de la construcción democrática del país como la propuesta loca de conminarlos a “elegir” a los consejeros del INE, último paso para consolidar la dictadura en un país que tuvo 70 años a un partido hegemónico que hacía y deshacía a su antojo.