Rusia arrestó al corresponsal de la CNN en Moscú y a un grupo médicos que exigían ver al opositor Alexei Navalny

Entre los ocho detenidos se encuentra Anastasia Vasilyeva, médica personal del político y jefa del sindicato de doctores crítico con el gobierno de Vladimir Putin. El periodista Matthew Chance y su equipo fueron liberados después de unas horas.

Varios partidarios de Alexei Navalny fueron detenidos el martes en las afueras de su colonia penal al este de Moscú después de que exigieron acceso al crítico del Kremlin encarcelado, que está en huelga de hambre para exigir un tratamiento médico adecuado.

Entre los detenidos se encontraba Anastasia Vasilyeva, médica personal de Navalny y jefa del sindicato médico Alianza de médicos, que es crítico con el gobierno.

El corresponsal de CNN Matthew Chance también fue detenido junto a su equipo y liberado unas horas después, según informó en las redes sociales.

La policía también detuvo al periodista Dmitry Nizovtsev y a Ksenia Pakhomova, ex coordinadora de la sede de la organización de Navalny en Kemerovo, informa MBH Media. Los detenidos fueron llevados al noveno departamento de policía de la ciudad de Pokrov.

Los partidarios del político opositor de 44 años llegaron a Pokrov a unos 100 kilómetros al este de Moscú el martes para exigir acceso a Navalny, pero fueron rechazados.

Navalny se declaró en huelga de hambre el miércoles pasado para exigir el tratamiento médico adecuado para el dolor de espalda severo y entumecimiento en ambas piernas, y dijo que solo le habían dado analgésicos.

El lunes, el crítico más vocal del presidente Vladimir Putin dijo que ahora también sufría de tos fuerte y fiebre y que tres personas de su unidad carcelaria habían sido hospitalizadas con tuberculosis.

El Servicio Penitenciario Federal de Rusia (FSIN) indicó que al político opositor se le tomaron muestras para practicar “todos los análisis necesarios, incluido un test de coronavirus”.

Navalny, que sobrevivió a un envenenamiento casi fatal en agosto, perdió un total de 13 kilogramos en la colonia penal, incluidos cinco kilogramos durante la semana pasada, dijo su abogada Olga Mikhailova.