Rusia bajo fuerte presión por bombardeos en Crimea

  • El Ejército ucraniano ha realizado acciones de sabotaje en el Donbás, el corredor del sur y la anexionada península de Crimea, que han dejado a Moscú sin respuesta.

Dos ataques contra bases militares rusas en Crimea en la última semana reforzaron la moral ucraniana y pusieron bajo presión a Rusia, ocho años después de la humillante anexión de la península por parte de Moscú, se informó el miércoles (17.08.2022).

El Ministerio ruso de Defensa anunció el martes que un “acto de sabotaje” produjo una serie de explosiones en un almacén de munición cerca del pueblo de Dzhankói, así como daños en un vía férrea.

Las autoridades ucranianas no reivindicaron este ataque pero el responsable de la presidencia ucraniana, Andriy Yermak, habló en Twitter de una “acción de desmilitarización” de las fuerzas armadas ucranianas, usando la terminología con la que Rusia justifica la invasión.

Este incidente se produce justo una semana después de otro ataque a una base aérea rusa en Crimea, descrito como un “trabajo especial partisano bien preparado” por un responsable ucraniano que no quiso dar su nombre.

Ataques minan la moral rusa

Para el analista Oliver Alexander, estos ataques, que cree que pueden haberse realizado con misiles balísticos, están minando la moral rusa y levantando el ánimo del lado ucraniano.

“Crimea había sido un lugar relativamente seguro en los últimos seis meses, pero ya no es así. Esto aumentó la presión sobre los rusos”, explica Alexander.

También creció la preocupación entre los turistas rusos que visitan esta región conocida por sus playas.

Por otro lado, el consejero de la presidencia ucraniana Mijailo Podoliak, pidió que se “desmantele” el puente de Kerch, inaugurado en 2018, y que une Rusia con la península por el este. Lo que aumenta el miedo en Moscú de que se convierta en un objetivo militar legítimo.

El centro de estudios The Institute for the Study of War de Washington explicó que el objetivo del ataque del martes fue un centro clave del suministro de las tropas rusas en el sur de Ucrania.

Consideran que los ataques de la última semana forman parte de “una contraofensiva ucraniana coherente” cortando las líneas de suministro a lo largo del río Dniéper.

Ucrania afirma que capturó decenas de pueblos en el frente sur, y que destruyó puntos estratégicos como puentes.

gs (afp, ap, reuters)