Rusia celebra la renuncia de Boris Johnson: “final inglorioso” para un “payaso estúpido”

Maria Zakharova, la principal portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, declaro: “La moraleja de la historia es: no hay que intentar destruir a Rusia. Rusia no puede ser destruida. Al morderla, puedes romperte los dientes – y luego atragantarte con ellos”.

-Un sin fin de políticos rusos, celebraron la renuncia del Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, a quien califican como un “payaso estúpido”, y atribuyen su resignación a sus políticas en contra de la invasión Rusa en Ucrania.

“El payaso se va”, dijo Viacheslav Volodin, presidente de la Cámara Baja del Parlamento ruso. “Es uno de los principales ideólogos de la guerra contra Rusia. Los líderes europeos deberían pensar a dónde lleva esa clase de política”.

El magnate ruso Oleg Deripaska dijo que era un “final inglorioso” para un “payaso estúpido” cuya conciencia quedaría manchada por “decenas de miles de vidas en este conflicto sin sentido en Ucrania”.

Sin embargo, el anuncio se produjo luego de meses de escándalos, en los que Johnson fue multado por la policía y criticado por permitir fiestas en su despacho mientras el país sobrellevaba confinamientos durante la pandemia del coronavirus

La gota que derramo el vaso fueron los más de 50 parlamentarios, quienes, según la BBC, renunciaron sus puestos tras el apoyo de Johnson a Chris Pincher, un ex-ministro quien acosaba sexualmente a parlamentarios.

Johnson fue informado del acontecimiento, sin embargo, menciona que lo había “olvidado”. El mandatario se vio obligado a renunciar a falta de un gabinete.

A pesar de esto, en Rusia se mantiene la narrativa que la renuncia de Johnson se debe a su apoyo a Ucrania en la guerra.

Maria Zakharova, la principal portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, declaro: “La moraleja de la historia es: no hay que intentar destruir a Rusia. Rusia no puede ser destruida. Al morderla, puedes romperte los dientes – y luego atragantarte con ellos”.