Rusia vs Ucrania, una confrontación militar muy desigual

La ofensiva de Rusia sobre Ucrania confronta a dos países con potencial militar desigual en número de efectivos, cantidad y calidad de armamento

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó el inicio de una operación militar en Ucrania, mientras su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, decretó la movilización general de las tropas ucranianas.

Pero la ofensiva sobre Ucrania de Rusia, segunda potencia militar mundial, confronta a dos países cuyo potencial militar no admite comparación ni en número de efectivos ni en cantidad y calidad de armamento y equipos bélicos.

Rusia, que integrada en la Unión Soviética se consolidó desde el fin de la Segunda Guerra Mundial como la gran potencia militar y nuclear junto a Estados Unidos, emprendió en 2008 un proceso de modernización que ha elevado su capacidad militar al mejor momento desde la disolución de la URSS, según indica el Balance Militar 2022 del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS).

Ucrania, que renunció en la década de los noventa a su armamento nuclear tras la desaparición de la URSS y su constitución como país independiente, también ha mejorado sus fuerzas defensivas en los últimos años, según señala el estudio del ISSS. Sin embargo, sus armas y equipos proceden mayoritariamente de la época soviética, una herencia que también lastra su importante industria de defensa.

El Ejército de Ucrania ocupa el puesto número 22 de los ejércitos más poderosos del índice Global Fire Power, una consultora de defensa que elabora su índice de acuerdo a numerosas variables que incluyen el poderío militar, la economía, la capacidad logística o la geografía.

La diferencia entre los presupuestos anuales que los dos países destinan a defensa da una idea de la distancia de su poderío militar: Rusia gasta 154 mil millones de dólares y Ucrania invierte 11 mil millones, según esta consultora.

Los Ejércitos de los dos países

El número de efectivos de los que dispone el Ejército ruso es más de cuatro veces superior al de Ucrania. Rusia cuenta con cerca de 900 mil militares activos (280 mil del Ejército de Tierra, 150 mil en la Armada y 165 mil en el Aire, a los que hay que sumar 130 mil que pertenecen a las unidades aerotransportadas y otras fuerzas estratégicas y especiales, y 180 mil de comando y apoyo).

Ucrania dispone de alrededor de 200 mil efectivos (125 mil de Tierra, 15 mil en la Armada, 35 mil en el Ejército del Aire, 20 mil en las unidades aerotransportadas y mil en las fuerzas para operaciones especiales). A ellos hay que sumar 100 mil efectivos paramilitares y de la gendarmería y 900 mil reservistas.

Según los datos de Global Fire Power la fuerza aérea de Rusia está compuesta por 4 mil 173 aeronaves, frente a 318 de Ucrania. El número de aviones de combate rusos es de 772 y el de Ucrania, de 69. Los aviones de ataque y apoyo rusos son 739 por 29 ucranianos. El ejército ruso tiene mil 543 helicópteros de los que 540 son de combate. Ucrania 112 y 34, respectivamente.

En cuanto a las fuerzas terrestres, las Fuerzas Armadas rusas tienen 12 mil 420 carros de combate por 2 mil 596 las ucranianas. El número de vehículos blindados ruso es de 30 mil 122 y el de Ucrania de 12 mil 303. La artillería rusa cuenta con 6 mil 574 baterías autopropulsadas y Ucrania con mil 67. Los rusos suman 3 mil 391 lanzaderas de misiles y los ucranianos 490.

En relación a la fuerza naval, la diferencia es de 605 buques a 38 a favor de Rusia.

La flota rusa se compone de un portaaviones, 70 submarinos, 15 destructores, 11 fragatas, 86 corbetas, 59 patrulleros y 49 dragaminas.

La Armada ucraniana está limitada a una fragata, una corbeta, 13 patrulleros y un dragaminas.

Con información de EFE