Se restablece el paso a comunidades como Bahía Tortugas y Bahía Asunción.

En el km 34 de la carretera Vizcaíno a la zona Pacífico norte se presentó un corte carretero derivado de la gran cantidad de lluvia que dejó el huracán, lo que provocó crecida de arroyos y el desbordamiento de sistemas lagunarios naturales, generando una gran corriente de agua que impidió durante varios días realizar la reconexión de la principal vía de acceso a las bahías, por lo que a través del Plan DNIII, las fuerzas armadas proporcionaron el cruce de víveres para los habitantes aislados, que en todo momento contaron con el apoyo del Gobierno del Estado con la participación de los tres ordenes de gobierno.

En las labores participó la API, la Secretaría de la Defensa Nacional, Marina Armada de México, Ejército Mexicano, Guarda Nacional, FONMAR y la Junta Estatal de Caminos.