Se vuelve a inundar mina colapsada en Coahuila; reforzarán estrategia de bombeo

La Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) informó que una nueva inundación en los tres pozos de la mina de carbón, que hace 12 días colapsó, ha complicado las labores de rescate de 10 mineros que permanecen atrapados, por lo que volverán a bombear volúmenes de agua.

De acuerdo con un peritaje realizado por las autoridades que se encuentran en el lugar, el agua que generó la nueva inundación de los pozos en “El Pinabete” provendría de la mina Conchas Norte, abandonada hace 30 años.

Por ejemplo, en el pozo uno, el agua volvió a registrar una inundación de 38.49 metros de profundidad, el pozo dos, 41.04 metros y el pozo cuatro, 38.15 metros.

Laura Velázquez, titular del CNCP, comentó que la estrategia que seguirán las Fuerzas Armadas será la de redoblar el bombeo de agua con 8 bombas y 9 barrenos.

“El flujo es de 371 litros por segundo. Ayer un dron submarino de Nuevo León entró al pozo 2, pero las galerías estaban obstruidas.

“El plan a seguir, derivado del nuevo evento que ingresó un flujo importante de agua. El equipo técnico propone llevar a cabo: continuar con bombeo permanente, identificar zonas con oquedales, 20 barrenos a 60 metros de profundidad e inyectar cemento en las galerías”, señaló.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que los trabajos en la mina se intensificarán y se analiza una propuesta para construir una barrera que impida el paso de agua de la mina Conchas Norte hacia El Pinabete.

“Tenemos que continuar con el rescate de los mineros, íbamos bien, desgraciadamente se colapsó aún más la mina, se amplió un boquete de agua de la mina vecina abandonada y ya cuando estábamos achicando el agua de la mina de carbón, donde están los 10 mineros atrapados, de nuevo se volvieron a incrementar los volúmenes de agua.

“He dado instrucciones para que se refuerce todo el plan de rescate, están bombeando 290 litros por segundo, lo vamos a incrementar y los ingenieros mineros están haciendo una propuesta para hacer una especie de barrera de una mina a la otra y detener el agua. Vamos a intensificar los trabajos”, sostuvo.