23 C
La Paz
martes, septiembre 27, 2022
spot_img
Inicio Deportes Terminan los JJOO de invierno ¿Quiénes fueron las figuras de Beijing 2022?

Terminan los JJOO de invierno ¿Quiénes fueron las figuras de Beijing 2022?

Estos atletas fueron los que brillaron en los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022, que este domingo cerró sus actividades

CHINA — Estas fueron algunas de las principales figuras de los deportes de nieve en la XXIV edición de los Juegos Olímpicos de invierno, con sede en Beijing y que se clausuraron este domingo en la capital china:

EILEEN GU (CHN)

La auténtica sensación de estos Juegos, especialmente para el público local y por su peculiar historia personal, Eileen, nacida hace 18 años en San Francisco (California), decidió competir por el país de su madre, Yan Gu, hija de un ingeniero del ministerio de la vivienda de China, que emigró a Estados Unidos hace 30 años; y en los Juegos de Beijing se convirtió en la primera en la historia del ‘freestyle’ -o esquí acrobático- en ganar tres medallas en esta modalidad deportiva.

JOHANNES STROLZ (AUT)

Después de prepararse él mismo sus propios esquís -y costearse viajes y concentraciones-, Strolz protagonizó todo un sueño olímpico al convertirse en el gran triunfador de las pruebas de esquí alpino de Pekín 2022, donde añadió este domingo el oro en la prueba por equipos, después de ganar el de combinada y de sumar otra plata en la vigésima cuarta edición de los Juegos de invierno.

Strolz, nacido hace 29 años en Bludenz (Vorarlberg), marcó un hito en estos Juegos, sólo poco más de un mes después de darse a conocer al gran público al ganar su primera -y por ahora única- prueba de Copa del Mundo: el eslalon de Adelboden (Suiza); proeza que fue elevando progresivamente.

RYOYU KOBAYASHI (JPN)

Kobayashi superó con éxito, a los 25 años, el gran reto de su ya de por sí brillante carrera deportiva, en la que faltaba una medalla en un gran evento. Ganó oro en el trampolín corto y le añadió la plata en la rampa grande de los saltos de esquí nórdico, en una temporada en la que muy probablemente se jugará la Copa del Mundo -que ganó hace tres temporadas y en la que suma 26 victorias- con el alemán Karl Geiger.

A principios de año ganó por segunda vez el prestigioso Cuatro Trampolines y estuvo a punto de convertirse en el primero de la historia en ganarlo dos veces con un pleno de triunfos en las cuatro rampas, algo que evitó el austriaco Daniel Huber al ganar la última prueba. De momento, es, junto al alemán Sven Hannawald (2002) y el polaco Kamil Stoch -triple oro olímpico, que lo logró en 2018, un año antes que él y al que tampoco habrá que descartar en Beijing 2022– uno de los únicos tres que lo ha ganado con un ‘Grand Slam’.

ANNA GASSER (AUT)

Se convirtió en la ‘Nadia Comaneci’ de los Mundiales de Sierra Nevada 2017, en los que confirmó su condición de favorita al ganar con la puntuación perfecta (100 puntos) la prueba de ‘Big Air’, disciplina del snowboard en la que capturó oro olímpico en PyeongChang (Corea del Sur), donde, al igual que en Sochi (Rusia) y en Pekín, también compitió en slopestyle y la modalidad en la que triunfó debutaba en el calendario olímpico.

ALEXANDER BOLSHUNOV (RUS)

A los 25 años, el ruso se convirtió, con cinco medallas -tres de oro-, en el gran triunfador de las pruebas de esquí de fondo, éxito que completó al ganar el sábado en Zhangjiakou el último evento; que iba a ser de 50 kilómetros con salida en masa y estilo libre pero que se redujo a 30, para preservar “la salud y la seguridad” de los deportistas, debido al mal tiempo derivado del fuerte viento, que convertía en “extremas” las condiciones.

Bolshunov añadió ese oro a los dos que había ganado en la prueba de ‘skiatlón’ y en el relevo 4 x 10 kilómetros; en unos Juegos en los que, además, ganó plata en los 15 kilómetros, estilo clásico; y en los que capturó bronce en la prueba sprint por equipos (parejas).

CHLOE KIM (USA)

Para no pocos una deportista ‘de otro planeta’, la estadounidense de origen coreano evitó que la catalana Queralt Castellet ganase para España en estos Juegos el oro en ‘halfpipe’ de snowboard.

Ya hubiese optado, como poco, al podio en los Juegos de Sochi’14 (Rusia), pero como de aquella sólo tenía trece años y no la dejaron competir, capturó oro olímpico con 17, hace cuatro, en los de PyeongChang, en Corea del Sur: la tierra de sus abuelos. Donde se convirtió en la más joven campeona olímpica de snowboard al ganar el oro en la citada disciplina.

LARA GUT-BEHRAMI (SUI)

La suiza -a la que entrena el español José Luis Alejo- salió como triunfadora, al añadir el oro en el supergigante al bronce que había capturado en el gigante, de las pruebas de esquí alpino, disputadas en Yanqing y en la que escenificó el dominio en el deporte rey invernal de la Confederación Helvética, que ganó cinco oros en los Juegos de Beijing.

Suiza ganó los descensos, la prueba reina, gracias a Corinne Suter -actual campeona del mundo de la disciplina, al ganar el año pasado en Cortina- y Beat Feuz -oro mundial ante su afición en St. Moritz’17 y ganador de las últimas cuatro Bolas de Cristal de la disaciplina-. Marco Odermatt, que a los 24 años camina con paso firme hacia su primer triunfo general en la Copa del Mundo, ganó el gigante; y Michelle Gisin revalidó título de combinada al encabezar un ‘doblete’ helvético por delante de su gran amiga Wendy Holdener.

LINDSEY JACOBELLIS (USA)

A los 36 años ganó el oro que había ‘tirado’ ella misma hace 16 en los Juegos de Turín (Italia), en la prueba de ‘boardercross’ de snowboard. Jacobellis, sin duda una de las mejores ‘riders’ de toda la historia, que hace cinco años logró en España su quinto título individual de campeona en Sierra Nevada (Granada) y que contaba otro oro mundial en la prueba por equipos mixtos de hace tres años en Solitude (EEUU), partía como la gran favorita al oro en el estreno olímpico del boardercross, hace 16 años en Bardonecchia.

MATTHIAS MAYER (AUT)

Hijo de Helmut Mayer -plata en el supergigante olímpico de Calgary’88 (Canadá)- el austriaco no había logrado victoria alguna en la Copa del Mundo cuando sorprendió al mundo al capturar oro en el descenso, la prueba reina del esquí alpino, en los Juegos de Sochi (Rusia).

Con estos dos trofeos capturados en China, Matthias Mayer -que ahora suma tres oros y un bronce- ascendió al tercer puesto en el ránking histórico olímpico del esquí alpino, en el que ya sólo lo superan el citado Aamodt y otro mito, el italiano Alberto Tomba, que cuenta con tres oros y dos platas en Juegos Olímpicos.