Texas prepara la primera ejecución de un reo desde la asunción de Biden

  • “Maté a alguien hace 20 años, pero yo no soy como esa persona. Me convertí en un hombre en el corredor de la muerte”, dijo Quintin Jones, de 41 años y sentenciado a morir con una inyección letal.

El estado de Texas, al sur de Estados Unidos, planea ejecutar este miércoles a un asesino convicto a pesar de su pedido de clemencia hecho inusualmente por video al gobernador.

En el video de cuatro minutos, grabado en la sala de visitas de la prisión y publicado en línea por el diario The New York Times, Quintin Jones pidió al gobernador republicano Greg Abbott que conmute su sentencia de muerte por otra de cadena perpetua.

“Maté a alguien hace 20 años, pero yo no soy como esa persona. Me convertí en un hombre en el corredor de la muerte” -como se le denomina al recinto donde se espera la ejecución de la condena-, dijo Jones, de 41 años y sentenciado a morir con una inyección letal en la prisión de Huntsville.

En 1999, Jones mató a golpes a su tía abuela de 83 años con un bate de béisbol y luego le robó 30 dólares para comprar drogas.

Quienes están a favor de Jones, entre los cuales la hermana de su víctima y la actriz Sarah Paulson, iniciaron una petición en línea instando a Abbott a concederle el indulto.

La petición contaba con más de 160.000 firmas hasta el miércoles por la mañana.

Abbott, que en seis años solo indultó a un solo condenado, aún no ha respondido.

Biden se opone a la pena capital y la de Jones sería la primera ejecución desde que el presidente demócrata comenzó su mandato en enero.

Los estados más conservadores del país, como Texas, habían renunciado, con raras excepciones, a la práctica de ejecuciones desde el comienzo de la pandemia a principios del año pasado. En 2020 bajo el mandato del entonces presidente republicano, Donald Trump, se concretaron 13 penas capitales.