Tren Maya y otros proyectos aumentan ‘apetito’ inmobiliario en el sur

El grupo CCMIA planea invertir 3 mil millones de pesos para expandirse en el sur del país.

El desarrollo del Tren Maya en el sureste del país ha incentivado un ‘apetito’ inmobiliario en el sureste del país.

Grupo CCMIA, dirigido por Ricardo Medina, señaló en entrevista para El Financiero, que la empresa prevé una inversión de 3 mil millones de pesos para expandirse en un par de entidades del sur del país: Yucatán y Quintana Roo.

Al inicio del año, la empresa consideró cinco destinos para invertir, entre los que se encuentran Nuevo León y Guanajuato, pero incluso los dos del sur se colocaron como primera opción debido a su crecimiento y fortaleza económicos.

“Decidimos voltear a ver el sur porque está en el foco del gobierno, tiene proyectos bien interesantes como el Tren Maya, el Transístmico, se vuelve una obra interesante que está en el sur”, señala Medida.

El director general de Grupo CCMIA precisó que los desarrollos que tienen contemplados en el sureste son de índole habitacional e industriales.

Para la construcción de viviendas, la empresa adquirió reservas de tierra de alrededor 150 hectáreas, en las que se podrán edificar alrededor de 2 mil 500 viviendas, mientras que en los pequeños parques industriales que promueve, se pueden colocar cerca de 120 naves.

Medina precisó que sí hay un crecimiento fuerte en la oferta de vivienda en el sureste del país, particularmente en ciudades como Mérida.

En entrevista, reconoció que, aunque hay un ‘boom’ inmobiliario, cada vez más familias se mudan a ciudades del sur, por lo que la reserva de vivienda, alrededor del 20 por ciento del total ahora en renta, no podrá hacer frente a la demanda.

“Hay mucho movimiento en Mérida, hay un boom inmobiliario impresionante. Se habla de una burbuja inmobiliaria que no va a tardar en explotar, pero hay una perspectiva que se pretende que lleguen más personas. Están llegando a vivir 15 familias por día al sureste”, aseguró el directivo.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) ha señalado que, para evitar la especulación inmobiliaria y el aumento en los precios de la tierra y vivienda, comprará terrenos en la zona por la que pase el Tren Maya e involucrará a los dueños de esos espacios para participar en proyectos productivos.