Tres mujeres fueron asesinadas por un comando armado que irrumpió en una casa de Guanajuato

  • La agresión se registró en un fraccionamiento de Apaseo el Grande, donde sujetos a bordo de dos camionetas abrieron fuego contra las víctimas y acto seguido huyeron del lugar, acción que quedó grabada en un video.

El municipio de Apaseo el Grande, en Guanajuato, cerró el fin de semana con saldo rojo, toda vez que se registró una agresión armada que dejó sin vida a tres mujeres que se encontraban al interior de una vivienda en la noche del domingo 28 de noviembre.

Los hechos se reportaron cerca de las 20:00 horas en un inmueble ubicado en el fraccionamiento Fuente Balvanera, en los límites entre Querétaro y Guanajuato, donde un comando armado a bordo de dos camionetas irrumpió en dicho domicilio y abrió fuego contra las personas que se encontraban en su interior.

El momento en que llegaron los presuntos sicarios quedó registrado en un video que grabó una de las vecinas de la zona. En el clip se puede apreciar cómo un grupo de sujetos vestidos de negro descendieron de una camioneta blanca y otra negra, dejaron los motores encendidos y acto seguido ingresaron a la fuerza a la vivienda.

Después de unos instantes, los agresores huyeron del lugar sin que se percibieran elementos policíacos en los alrededores. Incluso, un vehículo blanco pasó por el lugar y otros más se encontraban estacionados en la calle. Ante las detonaciones de arma de fuego, se dio aviso a las autoridades y agentes de la Guardia Nacional se trasladaron al fraccionamiento para asegurar la zona.

Reportes preliminares indicaron que en el inmueble se encontraban tres mujeres, quienes murieron en el lugar tras ser acribilladas. A pesar de que una de ellas intentó huir de la agresión armada, las balas también la alcanzaron.

De manera extraoficial se reportó que un menor de edad y una mujer habrían resultado heridos tras el crimen, por lo que tuvieron que ser traslados a un hospital para recibir atención médica. Sin embargo, lo anterior no ha sido confirmado por las autoridades. En cuanto a las víctimas mortales, no se dio a conocer si eran familiares, su edad y si habían recibido amenazas con anterioridad.

En tanto, en la vivienda donde se perpetraron los homicidios se congregó una multitud de personas que mostraron preocupación tras los hechos ocurridos. Por su parte, peritos en criminalística procedieron a recabar los datos de prueba correspondientes para esclarecer dicho delito, aunque hasta el momento no hay registros de personas detenidas.

Según cifras de la Comisión Nacional de Seguridad, el 27 de noviembre se registraron 10 homicidios en Guanajuato, colocándose en el primer lugar a nivel nacional con el mayor número de víctimas en ese día, seguido de Jalisco y Michoacán, con 9 y 7 casos, respectivamente.

Estos hechos se suman a los reportados en la cuarta semana de noviembre, en una vivienda ubicada en el municipio de Tarimoro, también en Guanajuato, donde un comando armado asesinó a cuatro personas. Entre ellas se encontraba una bebé de siete meses de edad.

Se informó que las víctimas supuestamente eran cercanas a la comandante de la Policía Municipal, pues se trataba de su padre, su hermano, su cuñada y su sobrina. De manera extraoficial se indicó que el Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL) habría estado detrás de este multihomicidio.

Al respecto, el presidente municipal de Tarimoro, Moisés Maldonado López, confirmó que el crimen se perpetró en el domicilio de la familia de la agente. Asimismo, comentó la posibilidad de brindar una escolta de seguridad a la oficial tras lo ocurrido.