Ucrania afirma que ultimó a 52 soldados rusos en ataque en la zona ocupada de Jersón

Kiev. Ucrania anunció ayer que bombardeó antenoche a las fuerzas rusas en la región ocupada de Jersón, en el sur del país, pero las autoridades de ocupación instaladas por Moscú acusaron a Kiev de haber alcanzado viviendas, que dejaron al menos siete personas muertas y 60 lesionadas.

Responsables militares ucranios afirmaron que los misiles y disparos de artillería mataron a 52 soldados rusos, y destruyeron artillería, vehículos blindados y un depósito con municiones en Nova Kajovka, a unos 70 kilómetros de la ciudad de Jersón. El jefe de la administración instalada por los rusos en Jersón, Vladimir Leontiev, denunció un acto de terrorismo y una terrible tragedia.

Hay siete muertos y unos 60 heridos debido al bombardeo ucranio de la ciudad de Nova Kajovka, informó Leontiev en Telegram. Decenas de viviendas fueron alcanzadas (…) se está sacando a la gente de los escombros, declaró Leontiev, quien señaló que la cifra de muertos podría aumentar.

Está claro que se trata de un ataque deliberado, violento y cínico con misiles de alta precisión, aquí no hay objetivos militares (…) se han atacado almacenes, depósitos de salitre, tiendas, una farmacia, gasolineras e incluso una iglesia, refirió.

Una vicedirigente de la administración de ocupación de Jersón, Ekaterina Gubareva, dio cuenta también de siete muertos y acusó a las fuerzas ucranias de haber bombardeado con el lanzamisiles múltiple estadunidense HIMARS, que tienen alcance de 80 kilómetros.

En las imágenes difundidas por las autoridades de ocupación se ven varios edificios destruidos. Un video difundido en redes sociales mostró una explosión de grandes dimensiones. La representación permanente de Rusia ante la Organización de Naciones Unidas criticó el ataque ejecutado por el ejército de Ucrania.

Al cierre de esta edición, no fue posible verificar esas aseveraciones con fuentes independientes.

Además cinco ucranios retenidos, entre ellos un soldado y un ex policía, en cautiverio por las tropas rusas en la región de Jersón fueron liberados gracias a una operación especial del servicio de inteligencia militar ucranio, anunció Kiev. La región de Jersón, limítrofe con la península de Crimea anexionada por Moscú en 2014, está ocupada en gran parte por las fuerzas rusas, que llevan a cabo una ofensiva contra Ucrania desde el 24 de febrero.

El ejército ucranio lleva varias semanas realizando una contraofensiva en el frente de Jersón, mientras el grueso de las tropas rusas está desplegado en el Donbás, en el este de Ucrania.

Kiev consiguió recuperar terreno y acercarse a Jersón, una ciudad de 290 mil habitantes, y logró penetrar profundamente en las defensas rusas.

Las autoridades ucranias de Jersón advirtieron a los activistas y periodistas que se desempeñan en la región de que deberían preocuparse aún más por su seguridad, ya que los invasores rusos han puesto precio a sus cabezas.

El primer vicepresidente del Consejo Regional de la provincia, Yuri Sobolevski, denuncio que el falso comité central de Jersón pidió a los residentes de la región que vendan información sobre quienes administran portales, páginas y cuentas de Internet en contra de la guerra iniciada por Rusia.

Por otra parte, al menos dos personas murieron y otras dos resultaron heridas en la ciudad de Stajánov, en la región separatista de Lugansk, por un ataque de las tropas ucranias con sistemas de lanzacohetes múltiples HIMARS, comunicaron ayer autoridades de la región.

El número de víctimas del bombardeo imputado a Rusia de un edificio residencial en Chasiv Yar, en la región de Donietsk, el domingo seguía aumentando a medida que continuaban las labores de rescate, y se sitúa ya en al menos 43 muertos, según las autoridades locales.

El gobernador de la provincia rusa de Briansk, Alexandr Bogomaz, habló ayer de un bombardeo desde Ucrania contra la localidad de Bélaya Beriozka.

Por otra parte, Irán está planeando suministrar cientos de drones con capacidad de equiparlos con armas de combate a Moscú para su uso en Ucrania, informó Jake Sullivan, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. El presidente ruso, Vladimir Putin, visitará Teherán la próxima semana.