Inicio Micrópolis “Un gran frente”

“Un gran frente”

6
0

Un gran frente. Así lo empiezan a llamar algunos protagonistas políticos sudcalifornianos de diversos partidos políticos contrarios a Morena, para derrotarlos en el 2021. Anteriormente, cuando se empezaba a visualizar la posibilidad de una alianza de partidos al que le han denominado el TUCOM (Todos contra Morena), esos que hoy lo señalan, lo hacen porque ven en esa posible unión de fuerzas políticas, la única manera de derrotar, en el caso de Baja California Sur, a los que resulten ser los abanderados del partido de López Obrador.

La mayor parte de las empresas encuestadoras, siguen coincidiendo en poner a la cabeza de las preferencias electorales a Morena, como partido; pero ya en un frente a frente, entre los principales personajes adversarios a disputar la gubernatura, el Partido Acción Nacional la encabeza con Francisco Pelayo Covarrubias, con una diferencia promedio de 3 puntos porcentuales sobre Víctor Castro Cosío, citamos a este funcionario federal, porque en esas encuestas lo mencionan de manera constante como el virtual candidato a la gubernatura representando a los morenos.

Aunque falta mucho para que militantes y partidos definan el proceso de selección del candidato a la gubernatura, pero se podrían conocer ya en diciembre, sabremos realmente quién, de entre los que se manejan en cada partido político será el ungido o seleccionado para que los abandere en las elecciones del próximo 6 de junio del 2021.

A pesar de que en los diversos sondeos de opinión realizados por las empresas demoscópicas, siguen ofreciendo resultados sobre las preferencias electorales, solo podemos tomar como “un termómetro” de lo que vienen realizando cada uno de los políticos que se mencionan o citan que disputarán la gubernatura, en la cual la ventaja es de apenas unos 3 puntos, los partidos políticos como Acción Nacional, Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática -a los que hay que agregar como el PRS y Movimiento Ciudadano-, ya han manifestado su interés en ir aliados en los comicios venideros.

Ya ha habido pronunciamientos de parte de las dirigencias estatales, Carlos Rochín (PAN), Gabriela Cisneros (PRI) y Noé de la Rosa (PRD), quienes han coincidido precisamente, en hacer ese “gran frente” con Morena y sus posibles aliados.

Aunque lo más importante de estos pronunciamientos, han sido los hechos por los actores políticos, sobre todo los del PRI, que habrían manifestado cierta renuencia, porque querían imponer condiciones para hacer ese gran frente, y tratando de alcanzar ciertas candidaturas cuando su porcentaje de aceptación ciudadana es muy abajo, apenas un 8 por ciento, lo que le impide poner condiciones. Hoy, esos renuentes a la alianza la están apoyando sin condición alguna, están aceptando que es la única manera de vencer al partido de López Obrador.

Y son ellos mismos, los que están convocando a partidos políticos, a organismos camarales, empresariales, colegios, asociaciones civiles, para trabajar en esa gran alianza que posibilite derrotar a los morenos en el 2021, no solo en el caso de la gubernatura, sino también las dos diputaciones federales que ahora detenta el Partido del Trabajo, sino también el congreso local para arrebatarle esa mayoría que tienen actualmente, y en cuento a las presidencias municipales, tratar de ganar todas.

 

“Un gran frente”, podría lograr esos objetivos, y de llevarse a cabo esa alianza, los números que ahora den a conocer las empresas encuestadoras, van a cambiar radicalmente. Porque hay algunas que pues como que “las hicieron con las patas”, como dicen en mi rancho, porque no se puede creer una diferencia enorme entre los que aspiran a la candidatura por un mismo partido, en el caso de Víctor Castro Cosío y el alcalde de La Paz, Rubén Muñoz, donde la diferencia es de 21 puntos a favor del primero, cuando en otras encuestas el edil hasta superó en las preferencias electorales al inquilino de los boulevares Las Garzas y Colosio. Es decir, esos resultados están muy “cuchareados” o en el peor de los casos, los rumores apuntan que el que “paga manda”, escojan su versión estimados lectores.

Por eso les recomendamos a los seguidores de uno que otro aspirante de los partidos políticos que participarán en las próximas elecciones, a no dejarse llevar ahora, con el resultado que den a conocer las empresas encuestadoras hasta en tanto no se conozcan quiénes serán y sobre todo, si harán alianza o no.

Microtemas. Va este mensaje para aquellos que dentro de Morena andan desesperados por tratar de alcanzar alguna candidatura a un cargo de elección popular. Andan desesperados, porque se aprovechan del nombre de Andrés Manuel López Obrador como del mismo partido, tratando de engañar a la gente de que son “muy amigos del preciso” o de que son “fundadores del partido”, que “siempre hemos sido de izquierda”, pero llevan en la piel los tatuajes del PRI o del PAN, o de otro partido, donde seguramente no tienen un ápice de aprobación.

Así son aquellos tránsfugas de partidos, saltinbanquis de la política, chapulines y fauna de acompañamiento, que buscan a la fuerza, acomodarse por encima de la verdadera militancia, esa que batalló bastante para recabar las firmas para el registro del partido, y que ahora abordan ese barco y buscan los mejores lugares como si en realidad lo merecieran. De ahí que muchos se quejan de estos personajes de la política, que se les olvida que en Baja California Sur, todos se conocen y cuando afirman que “desde siempre han estado en la izquierda”, cuando en su pasado estaban o con el PRI o con el PAN. Qué vergüenza, dan pena ajena.

 

 

Y ya que tocamos este tema, fue el desaparecido, ya apareció. Alberto Rentería Santana se presentó ante los medios de comunicación la semana pasada para aclarar varios puntos, entre ellos, afirmar que no es dirigente estatal del partido Morena, pues renunció al cargo hace 6 meses y que no es culpa de que el Instituto Estatal Electoral lo tenga registrado como dirigente. Amago, con ahora si, aparecer en las boletas electorales en el 2021, dice que ahora no se dejará y va por todas las canicas, pues en el 2018, lo vergonzosamente lo hicieron a un lado. Es decir, va por la revancha ¿o por… la venganza?

Lo que sí, es que Alberto Rentería puso a temblar a muchos que se creen que tienen posibilidades de ser candidatos en Morena, porque sigue pesando mucho dentro del partido y sobre todo, piensa que aquellos que acaban de ingresar al partido y andan en campaña, pues no les augura nada seguro. Tiene bajo su tutela, el 50 por ciento de los delegados y una fuerte presencia entre la militancia. Así que, el regreso de Rentería, va a ser un dolor de cabeza para muchos que se dicen “morenistas”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here