Inicio Hable como hable URGE TRABAJAR

URGE TRABAJAR

6
0

La pandemia ha puesto contra la pared a los gobiernos. Para ninguno de ellos ha sido fácil trazar una estrategia de resguardo sin afectar a las personas en el aspecto económico. Se ha ponderado la salud por encima de la educación a tal grado que se suspendió el ciclo escolar. Pero hoy en día se debe plantear una estrategia para la reactivación económica en Baja California Sur (BCS).

Conforme pasa el tiempo hay mayor necesidad en los hogares y mayor desesperación porque no se genera dinero para cubrirlas. Es por ello que vemos a más personas en la vía pública realizando sus actividades esenciales así no lo sean. Es comprensible si pensamos que no todas las personas reciben su quincena sin trabajar o trabajando a media jornada.

Cuando hablo de la reactivación económica me refiero a un modelo estricto que permita la apertura de los establecimientos bajo los lineamientos que decreten los gobiernos locales para garantizar la salud, sin pretender olvidar que el coronavirus llegó para quedarse.

Delimitar el horario de operación de tiendas de autoservicios o puestos de comida semifijos no ha generado una disminución en los casos de Covid-19. Es más, ni siquiera los filtros sanitarios que se encuentras en diversas calles son funcionales si tomamos en cuenta que cualquier persona los puede evadir cuadras antes de llegar a ellos. En ese sentido, considero que esos filtros deben desaparecer y los elementos que ahí se encuentran deben patrullar las avenidas y sancionar en flagrancia.

No todos los negocios podrían regresar a la actividad normal. Por ejemplo, centros nocturnos, campos deportivos, el propio malecón paceño, así como salones de fiesta no podrían ser favorecidos con este primer paso, pero de que debemos darlo en otros giros comerciales es cierto.

El uso del cubreboca y gel antibacterial serán indispensables por un buen tiempo, como cuando la Influeza apreció y, en el primer año, casi nadie saludaba de beso ni abrazo por miedo al contagio. Asimismo, es como debemos actuar ante esta pandemia y la reactivación económica forzada que debemos emprender.

Hay personas que consideran que el riesgo de contagio aún es alto como para regresar a la normalidad. Pero debemos ser claros: no habrá una normalidad después de todo lo vivido, en ningún aspecto. Lo que debemos hacer es aprender a vivir con disciplina en el cuidado de la salud.

Para quienes creen que el riesgo es alto, o que la actividad económica no puede regresar a la brevedad, tomen en cuenta que las tiendas grandes de autoservicio jamás dejaron de operar; sólo hicieron obligatorio el uso del cubrebocas, la aplicación del gel antibacterial y la medición de la temperatura. Mientras a Coppel se le pidió cerrar sus puertas, a Elektra y Banco Azteca se les permitió operar con normalidad. Los bancos tomaron ciertas medidas para evitar la aglomeración, pero no dejaron de operar, por citar ejemplo. Entonces, con cierto cuidados y criterios que emita la Secretaría de Salud se puede reactivar la economía.

Por ejemplo: la venta de alimentos a domicilio es muy buena idea, pero ¿por qué sólo para restaurantes? Hay personas que preparan alimentos en sus hogares y los ponen en venta a través de redes sociales para generar dinero y no morir de hambre. Sin embargo, si estas personas salen a hacer la entrega a domicilio estarían siendo sancionados porque no sustentan legítimamente una actividad esencial al no ser restauranteros o repartidores convencionales.

Los gobiernos deben entender que la vida no será como antes. Por lo mismo, debemos de generar estrategias para la reactivación económica más que la contención de las personas en sus hogares. Repito: la clave para evitar el contagio dependerá más de los cuidados de cada persona que de los confinamientos. Algún día vamos a tener que salir a la calle.

Escríbeme a soy@giovannycarlos.com y dime qué idea proponer para reactivar la economía de forma ordenada y evitando la propagación del Covid-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here