“Yo así no juego”: Nuevos audios revelados sobre el ‘caso Emilio Lozoya’ abren otro frente para el fiscal Gertz Manero

  • La publicación anónima de tres conversaciones vuelve a sembrar la duda sobre el fiscal general, envuelto en numerosas polémicas bajo la sospecha del uso personal del ministerio público y con denuncias explícitas de tráfico de influencias.

Las polémicas en torno a Alejandro Gertz Manero siguen creciendo. Unos nuevos audios revelados este jueves muestran supuestas negociaciones privadas entre el fiscal general y el padre de Emilio Lozoya Austin, el exdirector de Pemex imputado por el caso Odebrecht, la megatrama de corrupción que ha sacudido varios países de Latinoamérica. En una de las conversaciones, Gertz llama directamente a Emilio Lozoya Thalmann, un veterano expolítico priista que ha coordinado la defensa legal de su hijo, para recriminarle que su abogado haya presentado una serie de amparos. “Que se desista porque yo así no juego” clama con enfado el fiscal general mexicano. No se conoce la fecha de la conversación, revelada de modo anónimo en las redes sociales, pero el contexto puede encajar en los casi dos años de negociaciones entre la Fiscalía y Lozoya para acogerse a una figura similar a la del testigo colaborador protegido.

Los audios de este jueves incluyen también otras dos supuestas conversaciones entre el padre del exdirectivo de Pemex y el subprocurador Juan Ramos, mano derecha de Gertz. En ellas se escucha a Ramos dar instrucciones a Lozoya Thalmann sobre qué documentos llevar a una audiencia judicial. El subprocurador menciona a una persona, “ella”, que llevará los documentos “directo al juzgado”. Y añade: “Nosotros no, porque si no va a parecer que somos su defensora”. Los audios vuelven a sembrar la duda sobre el fiscal general y su equipo, envuelto en numerosas polémicas bajo la sospecha del uso personal del ministerio público y con denuncias explícitas de tráfico de influencias.

El episodio más fuerte ha sido la guerra abierta que mantiene contra el exconsejero de la presidencia, Julio Scherer, que ha cimbrado durante los últimos meses las altas esferas del poder mexicano. Tras unos primeros cruces de acusaciones en la prensa, Scherer ha llegado incluso a presentar una demanda contra Gertz por tráfico de influencias, coalición de servidores públicos y asociación delictuosa. El exconsejero de la presidencia y brazo derecho de López Obrador hasta su salida del Gabinete el año pasado, acusa al fiscal de armar una “trama perversa” en su contra motivada por venganzas personales. Tras años de buena relación, la ruptura se produce en el marco del pleito contra la familia política del fiscal, una de las múltiples disputas abiertas por Gertz, que recientemente se saldó con otro revés para la Fiscalía, al ver como el caso también era finalmente desechado la Suprema Corte de Justicia.

La revelación de audios anónimos sobre Gertz no es nueva. En el marco de la causa sobre su familia política, una cuenta de YouTube publicó en marzo una conversación entre el Fiscal y su mano derecha. En el audio de la llamada, Gertz criticaba que el proyecto de uno de los jueves del máximo tribunal mexicano que era desfavorable para sus intereses. El fiscal de Control Regional, Germán Castillo, confirmó días después de la filtración que el espionaje a su jefe ocurrió a través del teléfono de su casa. Castillo añadió que las escuchas a Gertz pudieron abarcar un periodo de tiempo mayor al de las llamadas divulgadas en marzo.

Tampoco son nuevas las acusaciones de trato de favor hacia Lozoya por parte de la Fiscalía. En la denuncia de Scherer se afirma que el exdirector de Pemex, detenido hace dos años pero encarcelado preventivamente solo desde noviembre, vivió hasta entonces un encierro privilegiado y un trato de favor por parte del fiscal general de la República. La denuncia de Scherar repasa la catarata de polémicas que envuelven a Gertz. Los pleitos con la Universidad de las Américas de Puebla por los derechos de propiedad intelectual, el conflicto permanente con Santiago Nieto, exdirector de la Unidad de Inteligencia Financiera o el caso contra un grupo de abogados cercanos al propio Scherer y que la Justicia tumbó definitivamente el pasado mayo.